frentealespejo-david-mendez

«Las empresas mejoran con el tiempo, pero hay pocas que tengan hoy una buena política de formación», David Méndez #frentealespejo

Tanto la vida de las personas como la de las empresas tienen un proceso de aprendizaje, que se dilata y actualiza en el tiempo durante toda su existencia; es lo que hoy se denomina la formación a lo largo de la vida. Si nosotros estamos en constante evolución, gracias a las distintas maneras y formas de aprender que nuestro entorno nos proporciona, ¿por qué no hacemos lo mismo con nuestras empresas?

Si nosotros queremos lo mejor para nuestros hijos (colegios, productos, servicios… en una palabra, calidad de vida), y que estos sean competitivos en el tiempo, ¿por qué no pensamos en hacer esto mismo con nuestros “hijos mercantiles”, ya que con ellos también pasaremos prácticamente toda nuestra vida? Para ello, y desde Grupo Dalyma Formación, creamos, actualizamos y mejoramos esas políticas de formación, con independencia del tamaño y tipo de empresa que lo necesite.

A pesar de una reciente –aún– existencia, gracias a nuestras políticas hemos conseguido en este breve periodo de tiempo tener valiosas ventajas competitivas con respecto a otras organizaciones del sector, y eso es lo que queremos inculcar a nuestros clientes.

«Nuestra existencia es aún reciente, pero hemos conseguido ventajas con respecto a la competencia»

En este sentido, y desde nuestra firma, ofrecemos diferentes soluciones y líneas de actuación para poder desarrollar con garantías una política de formación en las organizaciones:

  • Análisis del organigrama empresarial.
  • Detección de las necesidades, objetivos, planificación, metas realistas y alcanzables.
  • Participación activa en la creación, organización, impartición y justificación de las acciones formativas (AAFF) que se desarrollen en la entidad.
  • Seguimiento, control, evaluación, actualización y mejora de las necesidades formativas en la organización.
  • Conseguir la financiación sin coste.
  • Reconversión laboral mediante titulación oficial por la administración pública.
  • Eliminación del analfabetismo laboral, emocional, digital en las empresas.

Llevamos desde el año 2014 creando e implantando éstas y otras muchas medidas con el fin de dotar de competitividad y futuro a las organizaciones. No podemos olvidar que la política de formación es la formulación inicial de los propósitos, principios y objetivos plasmados en el plan de formación, cuya finalidad es conjugar el desarrollo profesional y humano de las plantillas con los fines propios de la actividad de las empresas.

«Vivimos una época en la que la apuesta por la formación es esencial para sobrevivir»

Vivimos una época en la que la apuesta por la formación es esencial para sobrevivir. De hecho, la investigación en la formación de adultos se considera una de las inversiones indispensables para las empresas, su crecimiento y su futuro.

Desde nuestra firma, recomendamos a las organizaciones que piensen en una verdadera política y modelo de formación, que sea dinámica y útil en el tiempo, sin dejar de lado y siempre acompañando a las políticas de RRHH de las empresas.

Cree su propia política de formación; no copie otros modelos, porque cada empresa es única. En su próximo balance de cuentas, evolucione, recuerde poner la formación como inversión, no como gasto. ¿Nos deja evolucionar con usted?