jaime-rodriguez-frentealespejo

«Los filibrastos de la percutoria también pueden ser noticia», por Jaime Rodríguez #frentealespejo

¿Quieres aparecer en los medios de comunicación? Es sencillo: piensa una noticia sobre tu empresa, redáctala como es debido, y házsela llegar a los periodistas de manera adecuada. Ya verás como el próximo sábado desayunas tranquilamente en la terraza mientras envías a toda tu lista de contactos tu portada del Businessweek…

Eso sí, hazlo –como solía decir mi abuelo– con la meticulosidad con la que “coitean” los puercoespines: con sumo tiento, pues no hay especie más picajosa que los periodistas a la hora de dejarse influenciar sobre qué deben escribir.

Si me lo permites –y tienes un rato a la espera de esa portada que te va a hacer inmortal– voy a ofrecerte un decálogo de consejos para entenderte bien con los medios, por si decides ocuparte tú en vez de contratar una buena agencia de comunicación.

1- Aunque para ti y los tuyos la mejor empresa del mundo sea Viuda de Nemesio Meloso, y los filibrastos de la percutoria que fabricáis hagan las delicias del mercado bilbilitano, el sol no gira alrededor de tu empresa. Así que elige con tiento lo que quieres contarle a la prensa, a la vez que eres objetivo.

«Los medios tienen un espacio finito y no eres el único en tu sector»

2- Los medios tienen un espacio finito para dar noticias. No significa que sólo publiquen las de las empresas del Ibex-35, pero sí que haya un mínimo de información relevante en aquello que les hagas llegar. Sobretodo porque, seguramente, no eres el único en tu sector.

3- Cuando te pongas delante del teclado, no escribas Guerra y Paz. Un folio, extractando bien los datos más relevantes de la noticia es más que suficiente: se trata de despertar el interés del periodista.

4- Envía buenas imágenes. No se trata de salir tú a toda costa (delante de la fachada de la compañía, en el despacho, etcétera), ni lo contrario (sé de directivos que han pedido ser entrevistados y no aparecer en las fotos). Si la noticia va de la calidad de vuestros filibrastos de la percutoria, su fabricación; si es de la exportación, el flete de contenedores…

5- Olvídate de incluir términos como ‘compañía número 1’ o ‘empresa líder’. Aunque Viuda de Nemesio Meloso lo sea. Deja que se ocupe de averiguarlo el profesional de la información.

«Haz como los buenos biquinis: oculta lo imprescindible, pero sugiere con generosidad»

6- Las cifras –como bien podrás comprender al leer cualquier periódico ‘salmón’– son bienvenidas en la prensa económica y empresarial. Así que nada de escamotear cifras de facturación y datos por el estilo. Haz como los buenos biquinis: oculta lo imprescindible, pero sugiere con generosidad…

7- Ni se te ocurra recurrir a tu responsable de ventas, y mucho menos al experto en marketing. Querrán que aparezca el nombre de la compañía como sujeto, verbo y predicado de cada frase. O algo peor: tratar de extorsionar a algún medio donde pongáis publicidad para obligarle a sacar la noticia.

8- A la hora de encargarle a un ayudante que se ponga a llamar a los periodistas –no basta con enviar la nota de prensa: reciben al cabo del día entre 50 y 100 comunicados como el tuyo–, pídele que lo haga con asertividad y empatía: ni exigiendo, ni molestando.

9- Insiste. ¿Crees que toda pyme que sale en Expansión, CincoDías, Actualidad Económica… lo logró a la primera? Va a ser que no. Si a la primera el resultado es nulo, haz como hizo tu bisabuelo: vuelve a llamar a las mismas puertas… Eso sí, 15 días –mínimo– después.

10- Ten preparado lo que dirás si algún periodista llama para ampliar la información. Porque era lo que querías: que se interesasen por ti. Pues bien, ahora una vez logrado no la pifies: que le pasen contigo y no se pierda entre departamentos, y cuando hables con el profesional de la información… eso ya lo hablaremos otro día.


Por Jaime Rodríguez, socio-director de Comfix Star.