fernando-botella-frentealespejo

«Nuevos tiempos, nuevos líderes», Fernando Botella #frentealespejo

En tiempos de cambio, y creo que a pocos les quedarán dudas de que éstos lo son (hay quien dice incluso que de Era), todas las miradas se giran hacia el líder. Es lógico, ya que con la incertidumbre instalada en las organizaciones, como una nueva normalidad, es instintivo y natural buscar a un líder fuerte que nos guíe a lo largo de esa senda cuajada de peligros. Lo que ocurre es que los nuevos líderes que exigen estos nuevos tiempos ya no son aquellos a los que estábamos acostumbrados. Han cambiado su aspecto, su forma de actuar, su manera de hablar… Son unos nuevos líderes… Afortunadamente.

Todo cambio de paradigma obliga a pagar un precio, y este que vivimos no es una excepción. Surge, no lo olvidemos, de una combinación de elementos como son la crisis económica, con el descrédito de determinados dogmas económico-empresariales que provocó, el surgimiento de nuevos fenómenos como es la economía colaborativa y la explosión tecnológica. Demasiados factores desestabilizadores para esperar que no tuvieran consecuencias, que no iban a originar una revolución que iba a afectar a todos los órdenes de la vida, incluyendo a una cuestión capital como es la del liderazgo.

«Es instintivo y natural buscar a un líder fuerte que nos guíe en una senda cuajada de peligros»

Pasaron los tiempos de las grandes figuras mesiánicas que arrastraban por su carisma, que se metían a la plantilla en el bolsillo con un gran discurso pronunciado en la fiesta de Navidad, que te cobijaban bajo su ala protectora y parecían tener una solución mágica para todas tus preocupaciones. “¿Que hay problemas? Tranquilo, el jefe pensará en algo”.

También han quedado totalmente desfasados los supuestos líderes que basaban toda su autoridad en el principio del ordeno y mando; esos “jefes”, más que verdaderos líderes, que todo lo que tenían para ofrecer a sus colaboradores era unos galones para los que raramente habían hecho merecimientos. Ninguno de estos modelos tienen cabida en las actuales organizaciones por su incapacidad manifiesta para movilizar a las personas en estos nuevos entornos laborales.

Las personas hoy necesitan otro tipo de dirección. Alguien que no les trate como a mano de obra ejecutora, sino como a personas dotadas de su propio criterio. Alguien que les empodere, que les dé alas para crecer en lugar de cortárselas bajo un aluvión de órdenes o barreras.

«Hoy se necesita otro tipo de dirección. Que no trate como a mano de obra, sino como a individuos con criterio propio»

Por esta razón, los nuevos líderes son parcos en instrucciones y ricos en dar ejemplo. Sus capacitaciones son más soft que hard, son más movilizadores que controladores, están más preocupados por alinear que por ordenar, por genera ambientes de colaboración y generación de ideas colectivas que por alumbrar en solitario soluciones únicas e infalibles.

Estos nuevos líderes son verdaderos “animales sociales”, que han comprendido que el único modo de lograr que la manada sobreviva al deshielo de la nueva Era es creando las condiciones necesarias para que ella misma se autogestione y funcione con un solo ser. Que el colectivo tome conciencia de que su fuerza está en la colaboración, en el aprovechamiento de las sinergias que genera el talento compartido, comprometido y alineado en una misma dirección.


Fernando Botella es chief executive officer de Think&Action.