eduardo-abad-frentealespejo

«El trabajo autónomo, en un punto de mejora sin retorno», Eduardo Abad #frentealespejo

El cambio que se inició en el mundo del trabajo autónomo, a principios del pasado año, se encuentra indudablemente en un punto sin retorno.

Recordemos que la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo dio el pistoletazo de salida para realizar una trasformación en profundidad del Régimen Especial de Trabajadores Autónomo (RETA), que por fin –después de medio siglo–será reformado en profundidad.

En este sentido, en nuestra organización nos hemos encargado de poner encima de la mesa los principales aspectos que deben ser reformados. Lo que sin duda hará de nuestro régimen de cotización un sistema que garantice la justicia contributiva, el sostenimiento económico y la solidaridad del mismo; aspectos estos que es necesario recuperar en el menor tiempo posible.

La cotización progresiva de los autónomos en función de sus rendimientos netos es sin duda uno de los aspectos a destacar en esta nueva etapa. No en vano, casi un 85% del total de los trabajadores por cuenta propia de nuestro país cotizan en bases mínimas; de los cuales un 65% no obtiene unos rendimientos de trabajo superiores a 30.000 euros.

«Por fin, después de medio siglo, el Régimen Especial de Trabajadores Autónomo va a ser reformado en profundidad»

Es precisamente acerca de estos autónomos sobre los que tenemos que ser más sensibles a la hora de determinar cómo se deben de aumentar las cotizaciones; que en todo caso se debieran fomentar voluntariamente a través de incentivos fiscales, similares a los que se establecen para los planes privados de pensiones. Y de esta manera regularizar anualmente sus cotizaciones de cara a su carrera de cotización.

Para el resto de los casi 500.000 autónomos pretendemos realizar una progresividad en sus bases mínimas de cotización, estableciendo tramos de ingresos netos y cotizaciones acorde con los mismos.

Tenemos que recuperar la situación que tenían los autónomos societarios hace aproximadamente un año, en la que los gastos de la cotización a la Seguridad Social y los emolumentos económicos que percibían sean considerados gastos para la sociedad.

Esto tendrá que consensuarse en el seno de la subcomisión del RETA creada en el Congreso de los Diputados, una vez que el informe que esta realice se transforme en proposición de ley, que en el mejor de los casos podría ver la luz en el primer trimestre del próximo ejercicio.

Además de estas modificaciones, cabe destacar que los aspectos de protección social y tributaria necesitan adaptarse al contexto actual.

«Tenemos que acabar con la falsedad contractual de miles de autónomos económicamente dependientes»

En este sentido, se han de acometer de forma urgente los cambios que permitan a los autónomos en baja por incapacidad temporal bonificar el 100% de la cuota de la Seguridad Social.

También tenemos que resolver definitivamente la situación por la que están atravesando miles de autónomos económicamente dependientes, y la falsedad que provoca esta figura contractual.

En definitiva, no podemos dejar pasar la oportunidad que se nos ha presentado para alcanzar nuestros objetivos. Aunque solo tendremos éxito si somos capaces de consensuar posturas y conseguimos el mayor respaldo social y político posible.


Eduardo Abad es presidente de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA).