transformacion-digital-empresas-dalyma-caralin-group-02

Dalyma anima a formarse para la transformación digital

A todo ser humano –casi podría decirse que de cualquier época– le ha sucedido que, a partir de cierto momento, le parece que el mundo cambia a más velocidad de la que uno es capaz de comprender y de controlar. El problema es que este descontrol se convierte además en todo un desafío diario para trabajadores y organizaciones. De ahí la importancia de estar formado, pues vivimos en una aparentemente constante transformación digital que afecta a individuos y empresas.

Hoy, en día las novedades son asimiladas por los ciudadanos casi de manera inconsciente, y las empresas deben valorar cómo y de qué manera emplear las nuevas tecnologías para llegar –y lo que es más importante retener– a sus clientes. Pero la transformación digital debe tener mucho de transformación, en cuanto a variar la forma de pensar, de enfrentarse al reto, y no tanto de digital.

Encarar la transformación digital

De hecho, todos los profesionales y aquellas empresas que están dando los pasos formativos necesarios para adaptarse a la transformación digital son las empresas del futuro.
Y es que, por definición, la sociedad está en movimiento constante, viviendo una revolución permanente; y las empresas deben transformarse para hacer frente a este movimiento. Aunque la transformación digital no es solo cosa de empresas: los profesionales de cualquier sector se enfrentan cada día a nuevos retos y sólo los que lo entiendan tendrán éxito.

A caballo entre el cambio social, donde son clientes y usuarios, y las necesidades de adaptación empresarial, la única forma de permanecer activo en este nuevo entorno es vivir en un estado de entropía constante, formándose y reinventándose cada día. Esto no es nuevo, ni en la sociedad ni en la naturaleza: ya decía Darwin que no sobrevive el más fuerte, tampoco el más inteligente, sino el que muestra más capacidad de adaptación al medio, al cambio.


transformacion-digital-empresas-dalyma-caralin-group-01
Giselle Bordoy (WMAR)

De hecho, según un estudio reciente del Instituto de Economía Digital de ESIC, entre un 40% y un 60% de las empresas españolas no cuenta con un responsable con formación específica en disciplinas clave para la transformación digital. Por otro lado, un 70% de los directivos consideran que no reciben la formación necesaria para competir con garantías de éxito en un entorno cada vez más digital y global.

Formar a los profesionales

¿Cómo deben prepararse los profesionales para la transformación digital? Ante esta necesidad de adaptación constante, los profesionales, y en especial los del sector tecnológico, deben estar preparados cubriendo tres aspectos relativos a su formación y conocimiento de forma constante:
  • Empezando por los aspectos formales de los programas de formación. Ya sea a través de certificaciones o títulos, siempre deben obtener un reconocimiento claro de entidades de formación y proveedores de tecnología que puedan avalar los conocimientos necesarios para el desempeño de su actividad.
  • Además, resulta imprescindible mantenerse activo, con una predisposición clara hacia el aprendizaje constante, actualizando los conocimientos y las alternativas tecnológicas existentes.
  • Y no debe olvidarse que la capacidad de hacer las cosas no se adquiere solamente por el conocimiento teórico. La experiencia es un grado y, a la hora de enfrentarse a nuevos retos tecnológicos, se nos antoja imprescindible.
Como es obvio, es parte de la responsabilidad social de las organizaciones mantener a su personal debidamente formado. Bueno, de la responsabilidad social y de la propia defensa de sus capacidades competitivas. Ya Henry Ford afirmaba, hace más de un siglo, que hay una cosa peor que formar a las personas y que se marchen: no formarlas y que se queden.
Por lo tanto, aquellas organizaciones que quieran abordar con éxito la transformación digital, y mantener su posición competitiva, deben apostar por programas de formación claros que estén asociados a los planes de desarrollo profesional de sus empleados.

La formación, continua

Es fundamental la formación en aspectos ajenos a la especialización de nuestra área, y más enfocada a las habilidades profesionales que puedan garantizar un mejor rendimiento. En este sentido, cada vez son más las empresas que se interesan por este tipo de cursos para garantizar un desarrollo continuo del rendimiento de sus trabajadores.

Por otro lado, al trabajador también le sirve para ganar autoestima y confianza a la hora de trabajar y relacionarse con su entorno laboral. Es por tanto una doble vía para la mejora laboral.

Dalyma se centra especialmente en ofrecer una amplia gama de cursos “empaquetados” que se ajustan a los requerimientos necesarios para cumplir con las bases de la formación bonificada, de cursos subvencionados y de la formación gratuita para autónomos y desempleados.


Si crees que tu empresa necesita unirse a la transformación digital o quieres encaminar tu carrera profesional hacia un sector en completo auge, fórmate con Dalyma. Puedes contactar a través de la página web www.grupodalyma.es, en el correo info@dalymaformacion.com o en el teléfono 987 031 235.