dalyma-caralin-group-00562

Falta formación, y las empresas ni siquiera usan la bonificada

Las empresas deben participar de forma continua en el proceso de mejora de sus trabajadores. pero un estudio realizado por la Fundación Tripartita muestra que solo el 30% de las empresas aprovechan la formación bonificada. Estos datos suponen la participación de poco más de 3.300.000 de trabajadores de un total de 470.000 empresas.

«Sólo una quinta parte de los trabajadores se forman adecuadamente en España. Es una dato alarmante», señala David Méndez, director de Grupo Dalyma, «pues el objetivo de esta formación es mejorar las competencias de los profesionales, realizando cursos adaptados a las necesidades de cada puesto de trabajo».

La formación continua bonificada es un tipo de instrucción que ofrecen las empresas a los trabajadores, gestionada por una serie de entidades organizadoras que derivan en el sistema telemático de la Fundación Tripartita.

Formación para el empleo

Las empresas que cotizan en el Régimen General de la Seguridad Social tiene asignada una cuota destinada a la instrucción de sus trabajadores, en forma de bonificación en las cotizaciones a la Seguridad Social. En este sistema formativo, las empresas utilizan anualmente los fondos disponibles para formación en el empleo.

Según los datos presentados por la Fundación Tripartita, un 56% de los participantes son hombres y un 44% mujeres.

En cuanto a los cursos más demandados por las empresas, destacan los de las áreas de administración y gestión, seguridad y medio ambiente, comercio y marketing, y otras materias transversales. Los contenidos principales están relacionados con la prevención de riesgos, inglés, gestión comercial, higiene alimentaria e informática.

Actualización constante

«La formación continua se ha convertido en un elemento indispensable para todas aquellas personas que quieren mejorar sus perspectivas laborales», continúa el director de Grupo Dalyma. «Y en el caso de los desempleados, es una estrategia para recuperar el empleo actualizando los conocimientos o introduciéndose en otro ámbito laboral con más ofertas de trabajo».

Las empresas deben participar de manera permanente en el proceso de mejora de sus trabajadores con medidas como la formación continua, la innovación, ofreciendo prestaciones y fomentando la vinculación con los proyectos. El reciclaje formativo es fundamental para actualizar los conocimientos, ya que hoy en día evolucionan de forma más rápida y es necesaria una actualización constante.

Para cualquier duda sobre formación, informate en su página web o llamando al 987 031 235.