Epi-Care-3000-AR14-1

Soluciones sanitarias de AR-14: sensor para crisis de epilepsia

De entre las diversas soluciones tecnosanitarias que ofrece AR-14 destacamos hoy el sensor de cama con alarma para la monitorización de crisis epilépticas Epi-Care 3000: un innovador dispositivo de pequeñas dimensiones que, a diferencia de otras alternativas del mercado, ofrece un alto grado de sensibilidad, lo que permite detectar no sólo los movimientos repetidos provocados por una convulsión severa, sino que detecta también las suaves convulsiones que se presentan durante el sueño, en casos de epilepsias nocturnas.

Por su alta sensibilidad y confiabilidad, el Epi-Care 3000 que recomienza AR-14 está indicado para todas las edades: desde bebés hasta la Tercera Edad, pasando por niños, jóvenes y adultos.



Epi-Care 3000, especialmente recomendado

Y es que este sensor para la detección de crisis motoras de personas dormidas:

  • Monitoriza los movimientos durante el sueño.
  • Supone un control eficaz para niños.
  • Envía alarmas de crisis motoras.
  • Realiza comprobaciones automáticas con envío automático de alarma en caso de fallo.
  • Dispone de un adaptador de corriente aprobado médicamente.
  • Permite disponer de un histórico de convulsiones.
  • Supervisa cualquier convulsión durante el sueño.

Gracias a su exclusiva tecnología detecta todos los movimientos en la cama y emite una alarma cuando éstos tengan una duración mayor del periodo fijado. El Epi-Care 3000 puede detectar ataques que consistan en movimientos constantes, como por ejemplo convulsiones espasmos o movimientos mioclónicos.


Epi-Care-3000-AR14-2

 


El sensor Epi-Care 3000 es pequeño y puede ser colocado en la parte superior o lateral del colchón sin molestar a la persona mientras duerme. Incorpora un sensor de gran precisión, detectando incluso movimientos muy ligeros.

El valor añadido de AR-14

El Epi-Care 3000 está especialmente recomendado para los niños pequeños, pues la supervisión de las crisis es difícil debido al bajo peso corporal y los débiles movimientos convulsivos. Por ello, los antiguos sensores de epilepsia son, a menudo, insuficientes en esos casos. Sin embrago, este nuevo modelo puede suministrarse con dos sensores, uno de ellos adicional para el caso de aquellos niños pequeños que duermen en colchones grandes, o un sensor para fuera de la cama, que detecte la alarma si el usuario sale del receptáculo o se cae durante una convulsión.

Pero además, para mejorar el grado de acción y cobertura del servicio, AR-14 puede integrar la unidad TREX 2G. Este sistema de recepción de alarmas inalámbrico y portátil, de reducido tamaño, permite a quien lo lleva encima recibir las alarmas incluso estando alejado de la base de control Epi-Care 3000. Es más, los técnicos de AR-14 realizan un estudio de cobertura inicial para redimensionar adecuadamente el área que necesite cubrir el cliente.

Del mismo modo, la Unidad NEO permite poder realizar una llamada de teléfono a una serie de números previamente configurados. En el caso de que la alarma no sea atendida por el cuidador en el área instalada, se puede saber desde el exterior que se ha producido dicha alerta: la llamada no identifica el tipo de alarma (convulsió o técnica), pero sí el que ha tenido lugar. La unidad establece entonces una conversación manos libres de forma automática.


Para obtener más información sobre AR-14, empresa dedicada a la comercialización, instalación y mantenimiento de sistemas tecnológicos de vanguardia, lo mejor es visitar su pagina web.