alberto-bravo-frentealespejo

«O protegemos nuestros datos, o asumimos las consecuencias», Alberto Bravo #frentealespejo

¿Te has preguntado alguna vez la cantidad de datos sobre tu persona que pululan por la red? Nombre, edad, sexo, dirección, números de tarjetas de crédito, dolencias y enfermedades, credo… Hoy en día vivimos hiperconectados y, registrados en una aplicación o una web, subimos nuestras fotografías a una red social o compartimos nuestra ubicación; algo que se ha vuelto tan cotidiano y automático para todos como dar los buenos días.

Por todo esto, es normal que las leyes que protegen los datos de los clientes y usuarios deban actualizarse y adaptarse al momento actual. El nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos ya ha entrado en vigor, aunque no será hasta el próximo 25 de mayo cuando sea totalmente obligatorio su cumplimiento exhaustivo.

Parece que en España la cosa va algo más lenta, y la nueva Ley Orgánica de Protección de Datos de momento solo es un anteproyecto. Aunque eso no significa que no se vaya a aplicar el Reglamento Europeo a pesar de la tardanza de la ley española, por lo que es necesario que todas las empresas se actualicen acorde a dicho reglamento.

Como empresarios, también recabamos y gestionamos cada día los datos de nuestros clientes y proveedores. Es nuestra responsabilidad vigilar y cuidar el tratamiento que reciben esos datos, y el nuevo reglamento nos obliga a ser más meticulosos y eficaces con ellos.

«Como empresarios, recabamos y gestionamos datos de clientes y proveedores: es nuestra responsabilidad vigilar y cuidar su uso»

El propietario de los datos está ahora más protegido que nunca, y el seguimiento que hace la Agencia de Protección de Datos es más exhaustivo. Debemos comunicar las pérdidas de datos, recabar sólo aquellos estrictamente necesarios, dar facilidad al usuario para modificar o eliminar sus datos, etcétera.

Además, no ceñirse al reglamento tiene consecuencias, y son mucho más graves que las anteriores. Si con la antigua LOPD la máxima sanción ascendía a 600.000 euros, con el nuevo reglamento las multas alcanzan la nada desdeñable cifra de 20 millones. Aunque hay que aclarar que para recibir semejante varapalo deberíamos meter la pata al mismo nivel que lo ha hecho recientemente la compañía de Mark Zukerberg

A diferencia de otros, los comerciales y asesores de Grupo Aliaga visitan personalmente las instalaciones de nuestros clientes para evaluar in situ sus necesidades. Del mismo modo, el seguimiento que realizamos es personalizado, gracias a nuestro método 3+3: tres llamadas y tres visitas anuales, que nos permiten estar al corriente y tener actualizado el cumplimiento en materia de protección de datos de nuestros clientes.

«Nuestra regla del 3+3, esto es tres llamadas y tres visitas anuales, nos permiten asegurar que nuestros clientes protegen sus datos»

En Grupo Aliaga tenemos un firme compromiso con el cumplimiento normativo. Nos enorgullece decir que somos especialistas en esta materia. La implantación del nuevo reglamento para nuestros clientes es una carrera contrarreloj que acaba el 25 de mayo, pero tenemos confianza en cumplir sobradamente, pues no en vano la experiencia y la profesionalidad de nuestros asesores juegan a nuestro favor.

Las más de 200 empresas que ya trabajan en esta materia con Grupo Aliaga pueden dar testimonio de ello.


Alberto Bravo es especialista en protección de datos, y responsable de Expansión de Grupo Aliaga.