mar-lesmes-frentealespejo

«Ser abogado independiente y no morir en el intento», Mar Lesmes #frentealespejo

Ahora que ya he puesto título a esta tribuna de opinión, me planteo cómo argumentar la cuestión con menos de 500 palabras. En fin, vamos a intentarlo.

Al igual que a otras muchas personas, también me afectó la gran crisis económica. Aprovechando que mi sueño siempre había sido tener mi propio despacho profesional –no sé por qué; siempre me he llevado mal con mis jefes, pero ahí estaba la necesidad de subsistir–, me lancé a la aventura.

Ojo, pese a un entorno hostil, que dejaba una ristra de cadáveres de profesionales de mi gremio. Pues es preciso tener en cuenta que, en la Comunidad de Madrid, levantas una piedra y aparecen más de 100.000 abogados. Está claro que los vientos no eran nada favorables, pero tuve que armarme de valor.

«Los vientos no eran nada favorables: tuve que armarme de valor para tener mi propio despacho profesional»

En plena crisis, no disfruté de días de descanso, ni de vacaciones, y trabajaba una media de 14 horas diarias. Tenía que analizar la feroz competencia y descubrir aquello que podía diferenciarme del resto de asesores jurídicos y de despachos con sus respectivos ejércitos de abogados.

¡Eureka! Lo encontré. Este ingrediente mezclado con una buena dosis de paciencia, tenacidad, iniciativa y actitud positiva –aunque esto último, a veces, era una tortura lograrlo, pues dinero había muy poco–, hicieron que fuera sobreviviendo a la crisis.

Después, tuve iniciativa y aproveché dos oportunidades que agradeceré siempre, pues ayudaron a mantenerme a flote. La primera, en septiembre de 2012, cuando Curro Castillo me ofreció colaborar en su divertidísimo programa de radio en Onda Madrid (‘Hoy en Madrid Fin de Semana‘), teniendo también mi sección como “abogada de cabecera”. Hoy continúo porque me encanta y elimina ese estrés que acumulas durante la semana, casi sin darte cuenta.

La segunda, en esas mismas fechas y en el mismo programa de radio. Conocí a alguien, quien sin darme cuenta me hizo una entrevista, y cuando la terminó me preguntó, sin anestesia, si me gustaría escribir un libro para el Grupo Anaya.

Después de superar las pruebas correspondientes, se cumplió otro de mis sueños. Escribir un libro: En septiembre de 2013 se publicó ¡Ponte la Toga! Y soluciona tus problemas legales, de la editorial Oberon Práctico, que ayuda a prevenir y a dar los primeros pasos para solucionar los problemas legales, explicado con un lenguaje coloquial y sencillo. Además, tuve el lujo de que fuera ilustrado por el gran humorista fallecido recientemente, Antonio Fraguas Forges, quien espero que descanse en paz.

Hoy, he logrado alcanzar una buena velocidad de crucero en todos los aspectos. Sin embargo, eso no significa que vaya a dormirme en los laureles, sino al contrario. Porque, al menos, hay que conservar lo logrado; y la única opción es continuar trabajando y aprendiendo para mejorar día a día.

«A diferencia de cierta pizza, cuyo secreto está en la masa, el nuestro es marcar la diferencia: esfuerzo, tesón, paciencia…»

En definitiva, si en determinada pizza “el secreto está en la masa”, en cómo ser un abogado independiente y no morir en el intento, el secreto está en marcar la diferencia; en el trabajo, en el esfuerzo, en la tenacidad, en la paciencia, en la iniciativa… y en la actitud positiva.

Sin duda, estos ingredientes también son válidos para que nazca un nuevo empresario de cualquier gremio. ¡Ánimo a quienes lo estén pensando!


Mar Lesmes es Licenciada en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid y abogada en ejercicio por el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid.

El libro ‘¡Ponte la Toga! Y soluciona tus problemas legales‘ puede adquirirse en librosparatorpes.com.