investigador-fox-detectives-caralin-45

Fox Detectives defiende al verdadero investigador, frente al mito de Hollywood

Estos días se está hablando –y de qué manera– de investigadores privados: de detectives. Por un lado, debido al inminente estreno de la nueva temporada de True Detective, la serie de HBO que causó sensación gracias a la actuación de conocidos actores como Woody Harrelson y Matthew McConaughey.

Por otro, merced a la publicación, por parte de El País del archivo del artículo escrito por el especialista en sucesos Jesús Duva sobre el detective Hernández: el primer asesinato de un investigador privado en España.

Pero no son estas dos las únicas fuentes que han traído el término detective a los primeros puestos de Google esta semana. El Confidencial nos ha adelantado que Leonardo DiCaprio protagonizará la adaptación cinematográfica de la biografía de uno de los hombres más relevantes en la lucha contra el crimen organizado en Estados Unidos. Se trata del detective Joseph Petrosino, el hombre que lideró la lucha contra la Mano Negra en Nueva York.

La labor del investigador privado

Sea como fuera, estas tres destacadas historias pueden distorsionar lo que es la verdadera actividad de esta profesión hoy en día. Y alimentar así el mito en el forjado en imaginario colectivo por las novelas de Sherlock Holmes de Arthur Conan Doyle y por numerosas películas en las que el investigador privado le “moja la oreja” a la policía.

Nada que ver con la vida real, y con la actividad diaria del investigador privado en España. Nuestro país tiene la formación más completa de la UE. Así, los españoles son los únicos detectives privados de Europa que necesitan estudios universitarios para obtener la correspondiente licencia de actividad.

Y es que el investigador privado es el único profesional que puede realizar este trabajo particular para terceros; ni vigilantes, ni escoltas, ni policías, pues estarían cometiendo un delito de intrusismo tipificado en el artículo 403 del Código Penal. Por eso es obligatorio solicitar la habilitación al Ministerio del Interior, a través del Cuerpo Nacional de Policía.

También hay que adquirir y mantener al día el denominado Libro de Registro, que debe ser diligenciado por la UCSP. En este documento el detective habrá de inscribir todos los casos en los que trabaje a lo largo de su vida profesional.

Verdaderos profesionales

En este sentido, Fox Consulting está formado por detectives privados autorizados por la Dirección General de Policía, y provistos de su correspondiente licencia. Así, trabaja en el ámbito de la ley de seguridad privada, que le proporciona tanto un entorno operativo como un campo de seguridad para sus clientes. «Nuestra longevidad en el mercado nos ha proporcionado un método de trabajo eficaz. Buscamos ser resolutivos y discretos. De ahí que la confianza que nos otorgan nuestros clientes sea el bien más preciado como empresa», explica Guillermo Rocha, su fundador y responsable.

Las investigaciones relacionadas con el rendimiento laboral son, con diferencia, el tipo de indagaciones que se llevan a cabo de manera más habitual en Fox Consulting. Y es que, al contrario de lo que se pudiera pensar, las pesquisas sobre bajas laborales no son el núcleo del negocio de esta agencia de detectives. Lo son todas aquellas relacionadas con la actitud y actividad que el trabajador muestra en el desarrollo de su jornada laboral.


investigador-fox-detectives-caralin-46


«Hemos realizado una gran variedad de trabajos que abarcan un abanico considerable de actividades laborales», comenta el director general de Fox Consulting. «Y hemos podido observar todo tipo de comportamientos anómalos que, en cualquier caso, van en contra de la buena fe contractual».

Mistery shopping

Esta agencia de investigación también efectúa labores de mistery shopping, de comprador de incógnito, para valorar si todo se desarrolladentro del establecimiento tal y como desean sus propietarios. «En Fox Consulting realizamos una aproximación al sector de manera constructiva. Aprovechamos los medios técnicos de los que disponemos (cámaras y micrófonos ocultos, dispositivos de seguimiento, etcétera) para registrar cada visita y poder documentar los hechos de interés», continúa Guillermo Rocha.

Todo trabajo de un mistery shopper comienza por un estudio que abarca el máximo número de puntos de control que cada sector requiera, desde los básicos:

  • Comprobación de imagen corporativa.
  • Aspecto y limpieza general.
  • Número de empleados disponibles.
  • Identificación y presencia general de los empleados.
  • Presentación, conteo y disponibilidad de productos.
  • Packaging.
  • Precios.
  • Conteo de clientes durante el tiempo de visita.
  • Climatización.
  • Aromatización.
  • Iluminación.

Siguiendo por los referentes a la atención de los empleados:

  • Recepción y saludo.
  • Profesionalidad.
  • Amabilidad.
  • Conocimiento de marca
  • Implicación.
  • Conocimiento y ofrecimiento de promociones, alternativas y productos adicionales.
  • Argumento de ventas.
  • Fidelidad a la marca.
  • Seguimiento de ventas.

Investigaciones sobre arrendamientos

Cuando hablamos de investigaciones sobre arrendamientos hacemos referencia a uno de los campos en los que intervienen tradicionalmente los detectives privados, como es el caso de Fox Consulting. Se trata de las indagaciones relacionadas con los alquileres en los que hay una sospecha de actividad fraudulenta: subarriendos no deseados, locales con fines no declarados, obras sin autorización…

Y es que, en este terreno, nos encontramos con diferentes tipos de fraude:

  • Subarriendo del inmueble. Se realizará una investigación con el fin de esclarecer la identidad de los verdaderos ocupantes de la vivienda. «Puede ocurrir que se detecte el alquiler de parte de la vivienda como es el caso de aquellos inquilinos que aprovechan para alquilar habitaciones», comenta el director general de Fox Consulting.
  • Duplicidad de vivienda. Se da el caso de que muchos inquilinos, con el fin de mantener el contrato de renta antigua, simulan la residencia en este lugar cuando realmente residen en otro diferente.
  • Uso inadecuado del inmueble. Esto es, para fines no contemplados en el contrato. «En muchos casos hemos detectado la realización de actividades no contempladas en el contrato de arrendamiento», asegura el investigador.
  • Realización de obras no autorizadas. Esta circunstancia se da en especial en aquellos casos en los que se emplea el inmueble para una actividad no contemplada en el contrato. En especial todas aquellas que tienen que ver con algún tipo de actividad laboral. Detectamos entonces la modificación del mismo a través de obras no consentidas.
  • Empleo del del inmueble para actividades perjudiciales para el entorno. Ya sea por su excesivo ruido, peligrosidad, nocividad o ilicitud.
  • Defunción del titular del contrato. Ocurre tanto en inmuebles particulares como en aquellos dedicados a negocio. Habiendo fallecido el titular del contrato, sus descendientes o parientes cercanos, ocultan esta información perpetuándose en el uso de la propiedad.

«Por último, y siempre interesante, recibimos peticiones de arrendadores escarmentados y otros precavidos», concluye Guillermo Rocha. «En ellas nos solicitan una investigación previa sobre los antecedentes del posible inquilino con el objeto de evitar problemas futuros».


Solicita a Fox Consulting un presupuesto, sin ningún compromiso, por teléfono o correo electrónico.