frenteespejo-noelia-medina-emprendimiento

«Emprendimiento, un término muy empleado últimamente», Noelia Medina #frentealespejo

Emprendimiento: esta conocida palabra con la que convivimos los jóvenes todos los días, ¿será el determinante que nos impulsará a superarnos y reaccionar?

Hoy en día, uno de los principales activos del mercado laboral, los considerados como millenials, nos caracterizamos con frecuencia por tener un curriculum vitae excelente; con varios grados universitarios, postgrados, idiomas… Una generación sobrecualificada, que sin embargo no puede acceder a lo que comúnmente se consideraría como un “buen trabajo”.

Buen trabajo entendido como aquel puesto laboral que otorga la posibilidad de percibir una remuneración, acorde a la experiencia del contratado, tanto profesional como personal. Pero ese mercado laboral, con el que soñábamos en la universidad o cuando nos formábamos, ya no existe. Hoy, los millenials nos tenemos que enfrentar a un mercado laboral caracterizado por la precariedad en los salarios y la temporalidad de los contratos.

Frente a esta situación, hemos de optar por fomentar nuestra valentía, llevando a cabo un emprendimiento; haciéndonos la siguiente pregunta: «¿En qué puedo invertir mi tiempo, mis ahorros, y sobre todo los conocimientos que he ido adquiriendo a lo largo de estos años?».

«Hoy, los ‘millenials’ nos enfrentamos a un mercado laboral precario, en los salarios y en la vigencia de los contratos»

Ahí, en ese momento, surge el espíritu del emprendimiento. Cuando no tienes ganas de conformarte con la situación actual; cuando quieres ser tu propia jefa o jefe. Y sobre todo, cuando quieres crear proyectos y aprender. Lo importante, lo que queremos es aprender para emprender.

El emprendimiento requiere una serie de condiciones: lo más importante es tener una idea que te defina 100%; bueno, con un 99% vale. Porque seguramente la primera, segunda o incluso tercera idea en la que pienses no será la adecuada, y tengas que cambiar o modificar una gran cantidad de matices que, antes, al ser una simple idea, no habías valorado.

La tenacidad con la que debes de llevar a cabo el estudio del mercado y la implantación de esa idea son un factor clave para determinar el éxito o fracaso de una buena iniciativa. Por tanto, la elaboración exhaustiva de un buen análisis y el desarrollo de un profundo plan de negocio, definiendo siempre la misión, la visión y los objetivos de la futura empresa que prevés crear son fundamentales.

«Nadie dijo nunca que fuese fácil crear una empresa, pero el sentimiento de satisfacción al lograr el éxito es indescriptible»

Nadie dijo nunca que fuese fácil poner en marcha una empresa; pero con constancia, esfuerzo, superación diaria, y teniendo en cuenta que es el momento de demostrar que todo en lo que te has formado puedes aplicarlo en algo tuyo, son ingredientes más que de sobra para alcanzar el éxito. Un sentimiento de satisfacción que es indescriptible.

No olvidemos que si algo nos retrata a los millenials es el ser inconformistas, la búsqueda constante de retos, aventuras, inmediatez, la creación constante… Pero sobre todo nos definen esas ganas de aprender incesantes. Por eso conseguiremos que esta palabra singular, emprendimiento, nos haga actuar y defina nuestras carreras profesionales.

Y sobre todo marcará quienes queremos llegar a ser.


Noelia Medina es doble graduada, en Administración de Empresas y Comunicación Audiovisual, por la Universidad Rey Juan Carlos I, y creadora de Qué Alegría, Qué Buen Día, una startup de regalos originales y personalizados.