Carlos-Duarte

«La transformación digital va de personas, no de tecnología», Carlos Duarte #frentealespejo

Sólo un 13% de la empresas (según sus propios departamentos de RRHH), disponen del talento suficiente para acometer la transformación digital. Y a 7 de cada 10 profesionales, los nuevos modelos de gestión relacionados con la economía digital les resultan desconocidos. Asimismo, el 82% de los empresarios y directivos encuestados reconocen adolecer de falta de conocimientos en las materias esenciales relacionadas con la transformación digital.

E-commerce, marketplaces, customer development, learneability, big data… pues bien, traigo buenas noticias: la transformación digital no va de tecnología, o no solo. Ésta es un elemento facilitador. La verdadera transformación digital va de contar con una mentalidad distinta y una nueva visión de la empresa, de sus integrantes y de su contexto.

Va de entender que en este nuevo escenario están integrándose agentes diversos, con conocimientos, talentos y formas distintas de hacer, de relacionarse y de comunicarse. De aceptar que la verdadera transformación digital va de personas.

Personas que son y se muestran diferentes en muchos ámbitos: edades, mentalidades, conocimientos, necesidades, valores, afrontamiento de los problemas y de las circunstancias, velocidad y diversidad de relaciones, capacidad y tipicidad de las comunicaciones… Sin embargo, todas ellas personas sin las cuales la transformación digital no será posible; ya que por mucho que queramos hacer recaer el peso de este cambio en la tecnología o los procesos en sí, la realidad es que serán las personas las que determinarán el éxito, o no, de la digitalización en las organizaciones.

«Traigo buenas noticias: la transformación digital no va de tecnología, o no solo»

¿Un cambio de paradigma? ¿Una nueva era? ¿La tercera revolución industrial? Es probable que de todo ello saquemos un refrito que, cuando veamos con cierta perspectiva, se parezca a casi todo. Pero, y hasta que llegue ese momento en el que todos seamos sabios, ¿qué hacemos?

Por ejemplo, es probable que precisemos nuevas formas de mirar, para entender qué está pasando en nuestro entorno. Cuando nuestra forma habitual y habituada de trabajar no produce los resultados esperados, quizá sea el momento de que miremos hacia donde no estamos mirando, además de hacerlo con otra mirada”, lo que habitualmente vemos.

Es el momento idóneo para levantar los pilares sobre la que apoye una novedosa filosofía para la transformación socio-digital de las personas en la empresa. En términos generales, los principios organizativos y relacionales que guiaron, y que aún rigen, la manera en que nuestras empresas y nuestros equipos se estructuran han quedado obsoletos. Y lo que es peor, están resultando improductivos. El contexto en que nacieron ya no existe. Y por mucho nos empeñemos en estirarlo, no sirve; está desajustado. Se encuentra desenfocado, incluso para aquellos que vivieron felizmente durante sus años dorados.

Es apremiante describir para las personas nuevos principios relacionales y organizativos, que les permitan afrontar sabiamente y con esperanza de éxito la compleja, cambiante, incierta, y a la vez, apasionante nueva realidad socio-digital-empresarial que viene, que ya está aquí.

«Más que promover un sentido de urgencia, debemos inculcar/nos un sentido de la acción»

En un asunto tan transcendental como éste, más que promover un sentido de urgencia, lo que debemos inculcar e inculcarnos es un sentido de la acción. Que nos obligue a dejar de mirar al tendido, a esperar a ver si esto pasa, o a comprobar si, como otras cosas, la transformación digital era una moda más.

La tarea va mucho más allá de un simple cambio tecnológico, ¿verdad?. De acuerdo. Estarás pensando: «¡No va a ser fácil!». Cierto. Y sin embargo, diseñar, implementar y andar este camino de transformación socio-digital de nuestras empresas y de sus personas es imprescindible, es esencial… y es posible. ¿Lo hacemos juntos?


Carlos Duarte es director de la consultoría estratégica CommSense.