Blog

«La clave de la humanización de la empresa», Miguel Ángel Pérez #frentealespejo

Miguel Angel Perez frentealespejo

Cuando millones de personas hemos ya comenzado a redefinir los conceptos de incertidumbre, adaptación y seguridad, combinándolo con reconstruir expresiones tales como “distancia social”, ahora aplicada a una pandemia, me doy cuenta de cómo la humanización de las marcas se transforma en un factor decisivo de supervivencia.

Supervivencia. Qué término tan duro ¿verdad?, sobre todo cuando hay pérdidas reales de vidas humanas, y también de sueños y proyectos que no encuentran salida por no saber reencontrarse con un comprador confuso y temeroso del mañana.

Por si alguien no lo había notado, la lucha que están llevando a cabo marcas y líderes de empresas por tu atención es, simplemente, titánica. Y es que humanizar las marcas no es otro giro de marketing.

Es la vuelta a considerar la experiencia humana, la tuya, la mía, la de quienes te rodean, como factor clave para crear una relación de confianza dentro del mundo de los negocios.

Cuando en 2018, la idea de crear un grupo de comunicación dedicado a tal fin, Humanos en la Oficina, parecía algo remoto y de difícil encaje en un día a día ahogado por la fiereza del cambio digital, hoy se revela como el inicio de lo que es ya una tendencia universal, transformando el lenguaje del día a día en un nuevo día a día.

«Humanizar las marcas no es otro giro de marketing»

¿Y cómo somos “más humanos”? ¿Tratamos de ser más vulnerables, de evidenciar nuestros errores, de mostrar que nosotros “sí sentimos lo que tú sientes”? Es mucho más que eso.

Es, en primer lugar, darnos cuenta del inmenso poder de las historias que se narran simultáneamente por todo el mundo; y por ende, en nuestro pequeño universo particular. De lo que nos decimos, nos dicen y lo que escogemos escuchar.

Pasamos de inventar declaraciones de marca repletas de valores a nutrirnos de las historias reales de lo que viven las personas que ya venían con sus valores puestos a la oficina.

Es ahora cuando trabajamos en identificar aquellas historias que forjen una cultura creíble, sostenible, humana, menos declarativa y más emocional; una cultura donde todas las sensaciones humanas tengan cabida.

Porque esta situación nos ha demostrado que la adaptación, sin saber por qué, no tenía mucho sentido.

El capital humano, aka los seres humanos. De la experiencia del empleado a la experiencia humana sin más. Y nada menos que tu experiencia. La que te hace decidir que estás en el lugar adecuado, o todo lo contrario.

Reconocer esas historias, las personalidades, los fundamentos de por qué creemos ser como somos nos ha devuelto el corazón de la empresa.

«La humana es nuestra mejor baza para seguir creciendo»

Y ese es el que lucha ahora por comunicarse.

Porque antes y ahora seguimos necesitando testimonios que nos arrastren a creer, contados de una forma que nos lleve a pensar que estamos con alguien que nos comprende, entregados como un símbolo de comprensión y empatía hacia el otro, en vez de una muesca de nuestra excelencia para ser comprada.

Éramos humanos antes de la pandemia.

Ahora ya sabemos que es nuestra mejor baza para seguir creciendo.


Miguel Ángel Pérez Laguna es CEO del grupo de comunicación Humanos en la Oficina, speaker internacional de liderazgo, motivación y cultura digital, y presentador de radio y televisión.