Luis-Jimenez-frentealespejo

«Tenemos que hacer pedagogía de la sostenibilidad», Luis M. Jiménez #frentealespejo

Vivimos en una época convulsa y turbulenta, amenazados por la crisis ecológica planetaria y zarandeados por múltiples problemas económicos, sociales y políticos. Tan es así que se le ha llegado a denominar “crisis sistémica”, e incluso “crisis de civilización”. Pues son evidentes los numerosos riesgos y las debilidades estructurales de nuestros modelos de desarrollo humano para dar respuestas a los nuevos retos del cambio global.

La sostenibilidad es el camino, y no hay otra opción. Si una empresa es sostenible, es más eficiente, utiliza mejor los recursos y tiene menor impacto medioambiental. Y por lo tanto, al final es más rentable porque es más competitiva.

Sin embargo, no es tan sencillo. Y los dirigentes no creen tanto en la necesidad del cambio, por lo que tenemos que hacer mucha pedagogía sobre este tema. De ahí que, junto con otros expertos, académicos e investigadores en esta temática, decidiéramos poner en marcha hace ya seis años, y con una enorme ilusión, la Asociación para la Sostenibilidad y el Progreso de las Sociedades (ASYPS).

Y tuvimos y tenemos buenas razones para desarrollar esta iniciativa. Nuestro modelo de desarrollo consume mucha energía y mucha materia prima por unidad de producto creado. Eso tendríamos que cambiarlo. Y en ASYPS tenemos mucha energía –energía limpia, “verde” – y esperamos contribuir a este cambio.

Nos consideramos optimistas bien informados; lo que significa exactamente ser pesimistas. Y es que vemos con cierto pesimismo que el tiempo disponible para poner en marcha estas medidas se acaba.

Además, hacer pedagogía de la sostenibilidad es una labor ardua. Pues desde los años 70 se está hablando de este concepto como algo nuevo, incluso revolucionario, y con el tiempo se ha perdido esa idea básica que lo relaciona al medioambiente. Estoy desencantado con la trivialización del término. Aunque, eso sí, nadie quiere ser insostenible.

«Una empresa sostenible es eficiente, utiliza mejor los recursos y por tanto es más competitiva»

Dentro de las acciones de pedagogía que realiza ASYPS están los foros de sostenibilidad y progreso de las sociedades, en los que intentamos sensibilizar y concienciar a la sociedad de la importancia de potenciar estrategias que tenga como objetivo impulsar respuestas ante el cambio global. Para favorecer la transición hacia paradigmas de progreso sostenible.

La clave está en poder transformar el “metabolismo” de la sociedad posindustrial. Para engranar la economía mundial con la ecología global, mediante un proceso de cambio hacia nuevas formas de producir, consumir, distribuir… Pero transformando también nuestras formas de ser, de estar, de conocer y de pensar.

«El clima político actual no atraviesa su mejor momento, como le pasa al medioambiental»

Por mi vocación y experiencia al servicio público –como ex director del Observatorio de Sostenibilidad de España– conozco bien el clima político actual, que no atraviesa su mejor momento, como le sucede al clima ambiental. La crisis económica ha condicionado mucho las soluciones para el medioambiente que se podían implantar. Y a día de hoy, seguimos sin poder resolver muchas problemáticas que se vienen constatando científicamente desde hace muchos años.

La salud, el medio ambiente, la sostenibilidad, el bienestar y el progreso siguen siendo temas de un interés preferente para nuestra sociedad. La ciudadanía reclama paulatinamente participar más y mejor en los procesos de toma de decisiones que afectan a nuestro futuro común. Desde ASYPS queremos contribuir con nuestro esfuerzo para favorecer una transición justa hacia nuevos paradigmas de progreso sostenible.


Luis M. Jiménez Herrero es profesor Honorífico de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Complutense de Madrid y presidente de la Asociación para la Sostenibilidad y el Progreso de las Sociedades (ASYPS).