Blog

«Salario emocional: la herramienta del éxito», Fernando San José #frentealespejo

Fernando-San-Jose-frentealespejo

Uno de los aspectos que caracterizan al ser humano es su capacidad de llevar a cabo cambios que favorecen el progreso a nivel social. La forma en la que se concibe el trabajo, y en la que se aprecia el tiempo, es una de las transformaciones más significativas por las que están pasando muchas personas y organizaciones hoy en día.

Los trabajadores, especialmente los que forman parte de la generación denominada millenial, buscan la compatibilidad entre la vida profesional y personal, a la vez que formar parte de organizaciones que se alineen con sus valores. Al fin y al cabo, nos pasamos cuatro décadas de nuestra existencia en entornos laborales: ¿No es éste un dato suficientemente trascendente para deducir la importancia de vivir experiencias profesionales de calidad?

Los trabajadores son el elemento clave que da sentido a la existencia de cualquier empresa, pues encarnan la misión, los principios y los valores que las caracterizan. Por este motivo, la manera de gestionar el capital humano constituye la piedra angular de cualquier organización.

Así, las empresas que mejor retienen al talento, aquellas catalogadas como Best Place To Work lo saben: se trata de organizaciones que visualizan la gestión de los trabajadores desde un punto de vista estratégico, buscando siempre acciones que generen estados de win-win entre empleado y empleador. Pero… ¿cuál es ese ingrediente secreto al que recurren para lograrlo? Se llama salario emocional.

El salario emocional abarca toda retribución no económica aportada por las empresas a sus trabajadores. El objetivo de estos beneficios consiste en garantizar estados de bienestar laboral de calidad y en promover acciones optimizadoras de la motivación profesional que se traduzcan en fidelización del talento, alcance de objetivos y crecimiento de la organización.

Existen diversos estudios que correlacionan positivamente el bienestar profesional con el incremento de KPI’s tan importantes como el de productividad o ventas. El bienestar laboral, otorga también beneficios tales como aumentos de la motivación y lealtad de los trabajadores hacia la organización, disminuciones en los índices de rotación y bajas laborales, mayor capacidad de retención de talentos, mejora de la imagen de marca, equipos de trabajo más cohesionados, y culturas organizativas más fuertes, entre muchos otros.

«Los trabajadores son el elemento clave que da sentido a la existencia de cualquier empresa»

A continuación os ofrezco cuatro ejemplos que pueden ser aplicados por cualquier tipo de empresa, con independencia de su sector, edad o recorrido. Por ejemplo, el reconocimiento. Reparar en el trabajo bien hecho y agradecerlo afecta directamente al aumento de la autoestima y la seguridad; así como al sentido de pertenencia al grupo, elementos imprescindibles para la motivación de cualquier persona.

Pero también están los nexos emocionales de valor. Si un trabajador cree firmemente en los valores de la marca y en sus líderes, es difícil que la motivación se desvanezca. Una percepción positiva favorece los nexos de lealtad y optimiza la motivación.

Está también el lograr un ambiente laboral de calidad. Un buen clima profesional, sin exceso de tensiones, en el que prime el buen trato, el respeto y las buenas relaciones, favorece la motivación y el compromiso.

«Un buen clima profesional favorece la motivación y el compromiso»

Y por último, las actividades de apoyo al desarrollo personal y emocional. Se trata de prácticas que no se relacionan directamente con los roles organizativos. Estas acciones –sean talleres de team-buiding, actividades deportivas, de relajación…– tienen por objetivo impulsar profesional y personalmente a los trabajadores.

Además, existen muchos otros: los horarios parcial o totalmente flexibles, el teletrabajo, la capacitación profesional, el acceso a prestaciones y espacios de desconexión, los beneficios sociales, los voluntariados corporativos y las acciones sociales; incluso los sencillos días libres…


Fernando San José es CEO en en GoTop.