Noticias

Iberdrola instalará 400 puntos de recarga para coches eléctricos en los Burger King

puntos de recarga

Iberdrola han alcanzado un acuerdo con Restaurant Brands Iberia (RB Iberia), el grupo que integra los derechos de explotación como máster franquicia para España y Portugal de las marcas Burger King, Tim Hortons y Popeyes. El objetivo es la instalación de hasta 400 puntos de recarga rápida y súper rápida de vehículos eléctricos en España.

En concreto, la compañía eléctrica se encargara de suministrar energía a estos cerca de 400 puntos de recarga para vehículos eléctricos durante el presente año. Dichos dispensadores estarán distribuidos en cerca de 200 restaurantes modelo ‘free standing’ (restaurantes de construcción independiente, tipo chalet) de las marcas Burger King y Popeyes.

400 puntos de recarga

Además, el grupo restaurador tiene la previsión de incorporar anualmente en torno a 100 puntos de recarga de vehículos nuevos en restaurantes ‘free standing’ de nueva construcción. Las nuevas instalaciones para promover la movilidad sostenible permitirán ahorrar 6.000 toneladas de CO2 al año y tendrán un impacto positivo en la calidad del aire similar al que tendrían tres millones de nuevos árboles

El acuerdo entre ambas compañías, con carácter exclusivo durante los próximos 10 años, contempla la instalación y mantenimiento de puntos de recarga súper rápida (150 kW), rápida (50 kW) y semi rápida (22 kW) en el aparcamiento de los establecimientos de Burger King y Popeyes en España, aunque podría extenderse en una segunda etapa a Portugal.

Con esta infraestructura los usuarios podrán recargar la batería de sus coches eléctricos mientras disfrutan de sus menús en un tiempo aproximado de entre 15 y 30 minutos, con energía 100% verde, procedente de fuentes de generación limpia.

RB Iberia quiere utilizar su extensa red de restaurantes para contribuir a la movilidad sostenible y, por ello, el servicio estará disponible para cualquier usuario, sin obligación de consumir en el restaurante.

Desde una aplicación

Los cargadores, ubicados en el aparcamiento de los restaurantes de Burger King y Popeyes, estarán geolocalizados y los usuarios podrán gestionar la recarga desde la aplicación ‘Recarga Pública Iberdrola’, la única en España que incorpora información verificada de todos los puntos de recarga de vehículo eléctrico, tanto los de la energética, como los de otros operadores.

Con esta iniciativa, la energética sigue acelerando su plan de movilidad sostenible, que prevé la instalación de 150.000 cargadores eléctricos en hogares, empresas y en la vía pública- y su estrategia de electrificación del transporte hacia una economía libre de emisiones.

El director comercial de Iberdrola España, Alfonso Calderón, indicó que este acuerdo constata la necesidad de seguir colaborando todos los agentes implicados en la movilidad sostenible. «Burger King y Popeyes son un óptimo aliado con el que avanzar en la puesta en marcha de soluciones para la electrificación del transporte, con las que responder a los retos de la descarbonización y la mejora de la calidad del aire de nuestras ciudades y municipios», comentó Calderón.

También con McDonald’s

Mientras, RB Iberia avanza en su apuesta por la sostenibilidad integral en el desarrollo de su actividad y la reducción de la huella de carbono, utilizando su red de restaurantes para promover el uso del coche eléctrico.
El presidente de Restaurant Brands Iberia, Gregorio Jiménez, consideró que la alianza con Iberdrola «supone otro importante avance» en el compromiso de la firma con la sostenibilidad, «dirigido a reducir la huella de carbono desde nuestros restaurantes, que son el corazón de nuestra actividad».

«Estamos especialmente contentos de poder utilizar nuestra extensa red de locales para contribuir a la movilidad sostenible en España, junto a Iberdrola», añadió.

Pero Burger King no es la única. McDonald’s firmó en ya 2019 un acuerdo con Iberdrola y Endesa para que las dos compañías energéticas colaborasen con ella en la colocación de más de 150 postes, un despliegue que culminará este año. Los primeros los puso ya Iberdrola el año pasado (y en el presente llevan medio centenar más).

La multinacional americana está inmersa en una campaña bajo el epígrafe ‘Happy Change’ en el que, entre otras iniciativas sobre envases y reciclaje, está la de facilitar la carga eléctrica de los coches de sus clientes y así fomentar a la transición eléctrica de la movilidad. Ni siquiera hay que consumir en el restaurante para utilizar el poste eléctrico el tiempo necesario para que el vehículo recupere kilómetros de autonomía.