Blog

«De nuestras cocinas a tu mesa: el mundo ‘delivery’», Cristina Comenge #frentealespejo

Cristina-Comenge-frentealespejo

España es un país de bares, de compartir y de sentarse alrededor de una mesa a comer, a disfrutar de los sabores y de las buenas conversaciones, pero la realidad está cambiando. La pandemia ha dado paso a una nueva forma de entender los domingos por la tarde, el ocio y el buen comer. Ahora pides, te lo traen y te lo comes en casa.

Aunque es cierto que el delivery no nace con esta crisis sanitaria, muchos ya antes hacían pedidos a domicilio debido a los ritmos de trabajo, las agendas apretadas, la falta de tiempo para cocinar o los compromisos diarios, pero ha sido el confinamiento el que ha provocado que este modelo crezca de forma exponencial.

Y es que esta nueva normalidad dista mucho de la realidad a la que estábamos acostumbrados. Los bares y terrazas llenos están dando paso al delivery, el ya archiconocido servicio de comida a domicilio. De hecho, los anuncios de rebrotes, la incertidumbre y el miedo han provocado que alrededor de un 45% de los españoles no se sienta seguro al comer fuera de casa y prefiera pedir comida a domicilio.

Y no solo eso. También hemos observado en los últimos meses cómo los pedidos de comida a supermercados y las compras online de alimentos congelados ha aumentado de forma considerable. Tanto es así que en Oído Cocina Gourmet triplicamos las cifras de venta durante los meses de confinamiento.

«Cerca de un 45% de los españoles no se siente seguro al comer fuera de casa»

Toda esta situación ha provocado que numerosas empresas que antes no tenían este tipo de servicio, se han visto obligadas a cambiar su modelo de trabajo y a adaptarse a las nuevas necesidades de los consumidores. Hasta restaurantes con estrella se han lanzado a este nuevo mercado.

Pero, ¿cuáles son las previsiones de futuro? ¿Será una moda pasajera o ha llegado para quedarse? El crecimiento masivo del delivery observado durante la pandemia no va a quedarse simplemente ahí, como un hecho anecdótico. En los próximos meses, seguirá siendo un modelo en alza. Las nuevas restricciones de aforo y los nuevos horarios han hecho que la nueva forma de consumo de comida a domicilio pueda ayudar a la hostelería a compensar las pérdidas que supone no tener un restaurante lleno. y no solo eso, al consumidor le gusta, le parece cómodo y rápido.

«El ‘target’ de personas que piden comida a domicilio cada vez es más amplio»

Además, el concepto de comida rápida como comida de mala calidad o poco sana es cosa del pasado. El delivery ha aumentado en calidad y cantidad. Las empresas de comida precocinada y los restaurantes se han adaptado, pero también los clientes. El target de personas que piden comida a domicilio cada vez es más amplio debido al aumento de demanda y a que a golpe de clic puedan tener en casa una comida gourmet y sin moverse del sofá.

Es un hecho. Los pedidos de comida a domicilio, en todos sus aspectos y variables, han llegado para quedarse; y proveedores como nosotros no solo debemos saber adaptarnos, sino también hacer de esta nueva demanda un servicio cada día de mayor calidad. ¿Te sumas a pedir comida y comer en casa?


Cristina Comenge es chef y cofundadora de Oído Cocina Gourmet.