Blog

«El diseño transformador», Marisa Santamaría #frentealespejo

Marisa-Santamaria-frentealespejo

En estos días de desconcierto y transición hacia lo desconocido comienza a vislumbrarse el inicio de un camino hacia lo que se ha llamado en los medios de comunicación la “nueva normalidad”. Lo único que sabemos con certeza es que la crisis económica y social es muy profunda, y el cambio y la transformación es y será la única consigna constante y clara de futuro.

Una incertidumbre permanente que casa mal con el devenir empresarial tradicional. En especial, con el frágil tejido industrial español. Y más aún, el dedicado al denominado sector del hábitat; una actividad en transición, en la que se ha puesto en evidencia en los últimos años que el diseño es un factor y un valor de identidad, posicionamiento y crecimiento.

El diseño ha demostrado ser motor de cambio para la evolución de la sociedad. De hecho, el diseño de los productos y los espacios influye en el modo en el que nos comportamos y relacionamos. Ante la nueva realidad a la que nos enfrentamos, se requiere más innovación; una nueva forma de diseñar productos y espacios para una realidad social novedosa.

Ante este reto, la industria del diseño español está ampliamente preparada y dispuesta; es un eje necesario para la reconstrucción social y económica de nuestro país.

Así, el manifiesto de la industria del diseño Carta Abierta al Gobierno, en el que Reunión de Empresas Españolas del Diseño (RED) ha estado trabajando desde que se inicio la crisis global de la Covid-19, pone de relieve la situación crítica del sector, pidiendo apoyo al Ejecutivo, y ofreciendo nuestra colaboración para la reconstrucción de la vida social y productiva tras la pandemia.

«El diseño ha demostrado ser motor de cambio para la evolución social»

Un trabajo colaborativo que ha contado con el apoyo de 20.000 empresas, a través de federaciones, asociaciones y entidades nacionales de todo tipo.

Los puntos importantes a tener en cuenta por las autoridades e instituciones públicas, tal y como ha quedado marcado en esta Carta Abierta al Gobierno, son:

En primer lugar, establecer una vía de dialogo estable con la industria del diseño español, para poder aportar ideas y soluciones que contribuyan a la reconstrucción social y económica de nuestro país. Particularmente, podemos contribuir al diseño de los espacios y de dispositivos para la protección de las personas en el desarrollo de las actividades sociales y empresariales impuestas tras la crisis sanitaria.

Pero además, potenciar ayudas y líneas de financiación ágiles para la implantación de la normativa de seguridad que las empresas deben instalar, así como para incentivar la innovación, la competitividad y la promoción exterior.

Solicitamos defender el tejido empresarial, y por ende, el empleo del sector. Con el fomento de la contratación pública innovadora, incentivando así a la industria del diseño de proximidad.

Esto requiere el desarrollo de políticas de innovación, tecnologías, artesanía, información… para incentivar la interacción con las empresas de diseño de proximidad. Y precisa del apoyo efectivo para la transformación transformación tecnológica de la industria del diseño español.

«La industria del diseño es un eje necesario para la reconstrucción social y económica»

Hoy, más que nunca, es vital contar con la apuesta clara y decidida del Gobierno y las instituciones públicas, para contribuir juntos a la recuperación de nuestro tejido empresarial y el empleo. La industria del diseño español debe y quiere colaborar con la optimización de los procesos de la nueva realidad social.

El diseño, desde la investigación estratégica, la innovación empresarial, la responsabilidad social y un desarrollo sostenible, supone un desafío transformador positivo que esperamos que ayude a la reconstrucción necesaria, en el menor tiempo posible.


Marisa Santamaría es directora de RED-AEDE.