Emprendedores

Haiso: para una entrega a domicilio como es debido

Haiso

Haiso Delivery Solutions es una iniciativa empresarial de dos jóvenes emprendedores, Javier Muñoz y Sergio Serrano, que tiene como actividad la prestación de servicios integrales de reparto a domicilio para restaurantes u otros modelos de negocio que requieran de servicios de entrega.

El objetivo de Javier Muñoz y de Sergio Serrano al poner en marcha esta firma, está bastante claro: «Acercar a nuestros clientes la posibilidad de que tengan su propio servicio de delivery, sin tener que depender de terceros», explican ambos emprendedores.

Su idea es operar principalmente en el sector de la hostelería, «aunque también nos desarrollamos en otros ámbitos, como el comercio al por menor. Asimismo, en un futuro tenemos previsto dar cobertura a otros sectores adicionales, como puede ser el sanitario, por ejemplo».

¿Qué tipo de valor añadido aporta Haiso al mercado?

Partiendo estas premisas, el principal valor añadido que ofrece Haiso es que un cliente puede obtener un “llave en mano”, en cuanto a delivery propio se refiere, a partir de nosotros.

Adicionalmente,   Haiso   centraliza   la   gestión   diaria   de   su   delivery,   eliminando preocupaciones a los clientes (comunicarse con varias empresas proveedoras, pagar facturas a diferentes proveedores, etc…). Además, cuando un cliente adquiere nuestros tres bloques de servicios (repartidores y motos, marketing y software), desde Haiso coordinamos los mismos de forma que trabajen en sintonía.

¿Quiénes son los promotores de la iniciativa?

La empresa la han fundado, de manera conjunta, Sergio Serrano y Javier Muñoz. Y lo han hecho sin recurrir a inversores (ni particulares, ni entidades bancarias). «Todo hasta la fecha lo hemos construido de forma orgánica, con nuestros propios medios».

Sergio Serrano, de forma adicional a la gestión de Haiso Delivery Solutions, ocupa la posición de Chief Sales & Marketing Officer (CMO) en Global Alumni, y es socio y board member de Brandominus, una agencia de marketing digital fundada por él hace 10 años, que da servicio a empresas como Hyundai, Pernod Ricard, Orange o Revlon.


Haiso
De izquierda a derecha, Javier Muñoz y Sergio Serrano, creadores de Haiso Delivery Solutions

Por su lado, cuando inició Haiso, Javier Muñoz gestionaba junto a su amigo Carlos Regatero la productora Uala Media, fundada por ambos. De forma previa, Javier Muñoz ha desarrollado su joven carrera profesional en empresas como Deloitte o BNP Paribas.

«Con la avalancha de trabajo en la que nos hemos visto sumergidos, Javier ha tenido que dar más peso a su tiempo en Haiso», señalan ambos socios. «Por lo que únicamente está involucrado en la vertiente comercial de Uala Media, así como en las últimas revisiones de cada proyecto».

¿Cómo surgió la idea de negocio?

Inicialmente la idea de negocio de Haiso Delivery Solutions era bien diferente. Un buen día, Javier le comenté a Sergio que podía ser una iniciativa interesante adquirir unas motos y ponerlas a disposición de los repartidores para que se las alquilasen y así percibir una pequeña rentabilidad mes a mes.

«Es decir, el punto de partida fue, “vamos a invertir un poco, en algo que nos dé un extra todos los meses”. Pero cuando nos metimos en faena nos dimos cuenta de que todo el sector estaba manga por hombro. Multitud de “pagos en B”, motos alquiladas que circulaban sin seguros, papeles en regla inexistentes, etcétera».

Llegados a este punto decidieron idar un paso más allá, continúan. «Motivados por la vena emprendedora que ambos llevamos dentro, decidimos profesionalizar los alquileres de motos para repartidores».

Bajo esta idea nació Haiso. Sus promotores destinaron aproximadamente cuatro meses a este concepto, pero rápidamente se dieron cuenta de que no iba a resultar un modelo de éxito. «El público al que estábamos enfocados no se encontraba en un punto donde un “alquiler profesional” les aportase un gran valor», señalan.

¿Y qué inversión supuso?

En ese momento, Sergio Serrano y Javier Muñoz identificaron una enorme necesidad en el mercado. «Los hosteleros  estaban  pidiendo  a  gritos  tener  su  propio  delivery,  no  depender  de  las principales plataformas de reparto, pero muchos no sabían ni por dónde empezar. Y los que ya habían empezado, no encontraban repartidores o servicio de reparto en el que poder confiar».



Existían proveedores de reparto por un lado, soluciones tecnológicas por otro, marketing por otro, pero ninguna solución completa. La ocasión perfecta para la puesta en marcha de Haiso Delivery Solutions.

En cuanto a la inversión inicial, al decir de sus creadores, fue de 8.000 euros. Dado que el modelo inicial difería del actual, las partidas a las que se destinó este capital fue a la adquisición de algunos vehículos que posteriormente  alquilaríamos a los repartidores. Además del diseño y creación de página web, los gastos legales y el pago de seguros.

«La inversión que realizamos estaba sobredimensionada, y todos los gastos que realizamos estuvieron bien calculados, por lo que sobró dinero», recuerdan ambos emprendedores con cierto orgullo.

¿Se realizó alún análisis para comprobar la viabilidad del negocio?

«¡Por  supuesto!  Cuando  arrancamos  la  propuesta  inicial  de  Haiso,  en  primer  lugar lanzamos encuestas a multitud de repartidores y nos introdujimos en grupos de Facebook de riders,  tanto  españoles  como  extranjeros,  para  escuchar  sus  preocupaciones  y necesidades», señalan estos dos emprendedores.

«En segundo lugar, investigamos a fondo la totalidad de empresas que ofrecían alquiler de motos, lo mismo para para particulares que para profesionales); hicimos benchmarks de precios y analizamos puntos fuertes y débiles de cada una de ellas», enumeran, refiriéndose al concepto de negocio primigenio.

«Cuando pivotamos al modelo nuevo, el actual, lo cierto es que la investigación fue menor, pues a lo largo de los cuatro meses previos, aunque nuestro target de cliente habían sido los propios repartidores, habíamos tenido  muchísima  comunicación  con  hosteleros  y  empresas,  que,  de  alguna  forma, prestaban algún tipo de servicio relacionado con el reparto a domicilio». explican Sergio Serrano y Javier Muñoz, quienes aseguran que la transición de un modelo a otro fue muy natural, y no tanto fruto de una decisión demasiado meditada.

¿Alguna pega durante la puesta en marcha del negocio? ¿Cómo se resolvió?

Con el primer modelo, aseguran, hubo infinidad de ellas. «Nos encontramos con muchos obstáculos a la hora de poder asegurar los vehículos. Quisimos poner publicidad de terceros en los baúles de las motos, para aumentar la rentabilidad de los alquileres, y estuvimos un mes entero hablando con organismos públicos hasta poder comprobar la legalidad de este punto. La elaboración de los contratos tenía que ser muy meditada, pues el tipo de alquiler lo requería».


Haiso

En cuanto al modelo nuevo, cuando comenzaron, parte de los servicios que ofrecían los externalizaban a través de proveedores, con los que tenían acuerdos comerciales firmados. «En concreto, en la parte operativa, la que afecta a repartidores y motos, la experiencia fue nefasta. Probamos con varios proveedores diferentes, algunos más grandes otros más pequeños, y no dimos ni con uno solo que ofreciese el servicio tal y como nosotros lo concebíamos».

La solución fue simple, aseguran: «Decidimos invertir tiempo y recursos e internalizamos el servicio. Identificamos que se estaba haciendo mal y que necesidades no se estaban cubriendo y, a partir de aquí, construimos el servicio desde dentro».

¿Qué servicios ofrece, que sean novedad en el mercado?

Hasta la fecha, ambos emprendedores aseguran no haber localizado ninguna empresa que ofrezca servicios integrales de delivery, «al menos tal y como lo hacemos nosotros. Si bien existen empresas proveedoras de servicios, se limitan únicamente a desarrollar un servicio concreto».

«Asimismo, creemos que además de lo ya comentado, la principal diferencia de Haiso es que eliminamos toda preocupación del cliente en materia de reparto a domicilio. Les acompañamos paso a paso en todo y nos encargamos de tanto como ellos nos pidan».

Por último, Haiso ofrece la mayor garantía de todas: «Al gestionar una parte importante de su negocio, somos los primeros interesados en que crezcan; pues si a ellos les va bien a nosotros nos va bien, y eso es sinónimo de calidad y seguridad».


Haiso

«Creemos que uno de los aspectos más importantes de Haiso Delivery Solutions es que no tenemos ninguna tarifa de precios basada en comisiones. Nuestros precios son siempre los mismos, con independencia de la cantidad de pedidos que el cliente genere».

Planes a corto/medio plazo en número de clientes, facturación…

«Sinceramente no tenemos ni idea. Cuando finalizamos el año 2020 realizamos una previsión acerca de la facturación esperada para el año 2021. Y solo en el mes de enero ya habíamos cerrado más clientes que entre septiembre y diciembre del ejercicio anterior…».

Como todo, este negocio también tiene una parte negativa. Y es que, en su caso, cualquier restricción impuesta por la Covid-19 les afecta directamente. «Si los restaurantes cierran, recortan presupuestos. Por lo tanto, las previsiones van a variar bastante en base la estabilidad que tengamos a lo largo de este año».


La mejor vía para ponerse en contacto con Haiso Delivery Solutions es a través de su correo electrónico. A través del cual su equipo de gestión comercial tramita la petición de cualquier cliente con carácter inmediato. En todo caso, su página web dispone de un formulario de contacto.