Emprendedores

Llega la moda por ‘renting’, de la mano de Pislow

Pislow

Una startup española permite cambiar de ropa cada mes con un sistema de alquiler con opción a compra. Se trata de Pislow, un marketplace que ofrece el servicio de fashion renting de ropa y accesorios. Una versión actualizada de este concepto nacido a partir del alquiler, con un catálogo de productos seleccionados de diferentes marcas.

«Ofrecemos una subscripción mensual de alquiler de ropa. Nuestras usuarias reciben cada mes en sus casas una caja con dos prendas y un accesorio personalizados y seleccionados por una estilista según sus gustos y preferencias», explican María José González y Sheila Moya, las dos emprendedoras que están detrás de la marca.

Las cuotas varían entre 39€ y 109€ al mes, en función de la gama de productos elegidos. Y en esa cuota de subscripción, se incluyen los envíos y devoluciones. «Por otro lado, ofrecemos la posibilidad de añadir un seguro de daños para la tranquilidad de nuestras clientas, y la opción final de compra de aquellos productos que les hayan “enamorado”; eso sí, a precios especiales», explican estas dos emprendedoras.

Las subscripciones no tienen permanencia, y pueden cancelar/pausar cuando así se desee. «Aunque para todas aquellas clientas que no quieran una subscripción mensual disponemos de cajas ocasionales para disfrutar de esos productos durante un mes», añaden ambas socias.

¿A qué cliente va dirigido?

A mujeres de entre 25 y 50 años. Que sean clientas habituales de fast fashion y con menos preocupaciones y/o barreras de entrada. Con perfiles digitales, amantes de la moda y de las tendencias de cada momento. Mujeres a las que les gusta poder estrenar ropa cada mes, como característica principal.

«También mujeres curvy, que no encuentran ropa cool y que les haga sentir que ellas también pueden ir guapas y a la moda», continúan las fundadoras de Pislow. «Por último, nuestro perfil más interesante, las mujeres embarazadas y/o “mamis”. Estas son conscientes de su cambio de talla y de su cuerpo, su rapidez y su practicidad, por eso utilizan nuestro servicio».

¿Qué valor añadido aporta al mercado?

La ventaja competitiva de Pislow es su modelo de negocio disruptivo, en el que realizan un circuito cerrado de las prendas, que vienen directamente desde la marca (se trata de ropa nueva) y no son prendas de segunda mano. «Por otro lado, ofrecemos a las marcas un nuevo medio de distribución, que no “canibaliza” su canal principal de compra (la omnicanalidad de tiendas físicas y el comercio online) y por el cual obtiene beneficios más atractivos que con una compra tradicional».


Pislow
María José González y Sheila Moya, promotoras de Pislow.

Y por modelo disruptivo nos referimos a la unión del renting con la suscripción. Por una cuota mensual, Pislow envía a sus clientas los productos seleccionados exclusivamente para ellas, que bien pueden devolver al mes siguiente y recibir otra novedad, continuar un mes más con esos mismos productos o bien tienen la posibilidad de adquirirlo a un precio especial.

¿Quiénes son las promotoras de la iniciativa?

Hace cuatro años, María José González (A Coruña, 1979) decidió dar un cambio drástico a su carrera profesional y emprender de la mano de su pasión por las tendencias y el ecosistema startup, buscando cambiar las reglas del sector desde la tecnología y la economía colaborativa. De ahí surgió la idea del renting.

En este camino conoció a su socia, Sheila Moya (Igualada, 1983), Licenciada en ADE, y mas adelante con especialización en Dirección Creativa en Moda, Dirección Comercial/Marketing y Retail Management. Al comprobar que compartían las mismas inquietudes, decidieron lanzarse sin red, liándose la manta a la cabeza en un proyecto donde la creatividad y la innovación tendrían gran relevancia.

Ahora, ambas son la cara visible de Pislow, esta interesante propuesta de comercio electrónico de moda que ha contado con el apoyo, entre otros, de la aceleradora de startups Conector.

¿Cómo y cuándo surgió la idea de negocio?

Este modelo nace hará aproximadamente una década, en Estados Unidos, de manos de empresas como de Rent the Runaway o Le Tote. Y en los últimos años se ha ido expandiendo a otros mercados como el europeo o el asiático. A causa de su crecimiento exponencial se le ha definido como el wardrobe rental phenomenon.

El concepto de fast fashion engloba no sólo los términos de la industria de la moda con producción en serie y bajo costo de las prendas (sin duda inspiradas en las últimas tendencias), sino también el comportamiento de los consumidores de este tipo de moda ‘desechable’.

Este comportamiento último genera a su vez la importancia de un consumo sostenible que también atienda las necesidades del consumidor de moda actual. «Y es aquí cuando llega el fashion renting, que no deja de ser un alquiler con opción a compra, donde el usuaria paga por el uso de las prendas  Un nuevo canal de distribución que mejore la compra actual y promueva una nueva forma más innovadora de consumir, reduciendo residuos, reutilizando recursos, más circular y más sostenible».


Pislow


Pislow nació con recursos propios. «Como suele decirse, family foals and friends», explican ambas emprendedoras. «En nuestro recorrido han sido imprescindibles tanto nuestro paso por Conector en el 2017, y la puesta en marca del primer PMV (producto mínimo viable), hasta las posteriores “pivotaciones”. Esto ha hecho que nuestro modelo evolucione a la vez que nosotras mismas, gracias a la experiencia y al contacto con el mercado y la problemática real».

Es indispensable que una startup sepa responder a las necesidades de sus clientes y ser flexible en su transición. La gestión de cambio y la adaptación al mercado es un básico que las responsables de Pislow no olvida en su día a día.

¿Cómo comprobaron la viabilidad de la idea?

Maria José González paso más de un año estudiando el modelo de negocio, su posible mercado y cómo podía aplicarse en España, tanto a nivel comercial como tecnológico. Cuando conoció a su socia barajaron varias posibilidades de salir al mercado.

El renting como producto y/o servicio estaba claro, pero su definición y en qué formato se lanzaba y ejecutaba fue la decisión más complicada. «A día de hoy continuamos estudiando y analizando cada vez más a nuestras usuarias, para poder así ofrecerles el mejor producto y servicio según sus necesidades», argumentan las dos socias, quienes aseguran que fue duro demostrar que el modelo de consumo iba a cambiar y que el cambio ya estaba presente en nuestra sociedad, aunque fuera a pequeña escala. «La creencia de que en España solo valía el concepto de la propiedad, nos trajo muchos dolores de cabeza. Fue la tarea más ardua».

Planes de Pislow a corto/medio plazo

Desde el inicio del proyecto hasta ahora Pislow ha experimentado un crecimiento del mas de 300% en el número de usuarias que prueban este servicio, ya que culturalmente cada vez se reducen más las barreras a nuevos modelos disruptivos como el renting en ropa.

Y a su mejora constante del modelo, María José González y Sheila Moya unen ahora la gestión de una próxima expansión a tres nuevos mercados, que prefieren no mencionar para evitar que la competencia se adelante.


Quienes deseen contactar con Pislow pueden hacerlo llamando a Brenda al teléfono 687 698 611, o escribiendo a la dirección de correo electrónico support@pislow.com