jaime-domenech-frentealespejo

«Desterremos falsas creencias sobre los chinos», Jaime Domenech #frentealespejo

Resulta en cierto modo paradójico que el periodismo viva una crisis en la época en la que hay más facilidades a la hora de poner en marcha medios de comunicación. Los que llevamos la difusión de información en nuestros genes, y somos periodistas de vocación, buscamos siempre fórmulas para luchar por nuestra profesión.

Con ese espíritu de lucha por bandera, decidí fundar la web Tribuna Digital China hace unos meses. Se trata de un medio de comunicación online enfocado a las compañías tecnológicas del gigante asiático. Un proyecto que quiere aprovechar las carencias informativas que hay en España e Iberoamérica en torno al mercado tecnológico chino, ya que más allá de las noticias que nos llegan de los players más populares (Huawei, Alibaba, Xiaomi…), la gente desconoce lo muy avanzando que está ese mercado.

El otro día hablando con una amiga de nacionalidad china me comentaba cómo se han expandido los pagos a través del móvil por el país. De hecho, han llegado incluso hasta implantarse en los puestos callejeros de las ciudades chinas. Es evidente que vamos hacia un mundo donde el dinero en efectivo cada vez tendrá menos peso; y en eso, los países asiáticos nos han tomado la delantera.

«El pago con móvil ha llegado ya a los puestos callejeros de las ciudades chinas»

También hay que desterrar la falsa creencia de que los chinos solo saben copiar lo que hacen otros. En la reciente edición de los prestigiosos IF Design Awards Xiaomi ganó nada menos que 11 premios, lo que refleja la originalidad de los diseños de sus productos.

Además, la inversión en I+D de las grandes empresas TIC chinas crece cada año, y en la pasada edición de la feria MWC de Barcelona, Xiaomi presentó un revolucionario móvil plegable.

Y en este sentido, tal vez sería pertinente mencionar las relaciones entre España y China, que considero que deberían ser más relevantes de lo que lo son en la actualidad. A diferencia de otros países europeos, como Francia, Gran Bretaña o nuestra vecina Portugal, que llegaron a colonizar parte de China, España nunca estuvo presente en aquellas latitudes.

Un hecho histórico que podría haberse explotado como un punto a nuestro favor, en estos tiempos de revisión del colonialismo y sus excesos; pero no se ha hecho. El tremendo desconocimiento que tenemos de la cultura china, y el hándicap aparente del idioma, hacen que España haya preferido centrarse en los países iberoamericanos.

«Hay que olvidarse de ese prejuicio de que los chinos solo saben copiar a otros»

Todavía recuerdo como, hace años, proponía a mis superiores en un medio de comunicación temas tecnológicos sobre China, y recibía como argumento para una respuesta negativa que las empresas de ese país no eran suficientemente relevantes para los lectores españoles.

Lo cierto es que eso ha ido cambiando, sobre todo recientemente, y España se va abriendo más a ese fascinante mercado. Aunque convendría hacerlo más rápido, ya que otros países nos llevan la delantera en las relaciones con el gigante asiático que va a protagonizar sin duda el siglo XXI: China.


Jaime Domenech es periodista, director de Tribuna Digital China.