Blog

«El ‘team building’ en la nueva normalidad», Enrique Arias #frentealespejo

Enrique Arias frentealespejo

Tras el confinamiento, y hasta que llegue un tratamiento efectivo o una vacuna, vamos a vivir en un periodo que se ha venido a llamar la nueva normalidad. Y que va a durar varios meses, más allá del otoño.

Este confinamiento ha supuesto un aislamiento en sus casas de muchos trabajadores, que a pesar de mantener un contacto regular a través de las videollamadas, necesitan volver a unirse a sus compañeros para seguir remando en pos del objetivo común. Por eso, hoy más que nunca, las actividades de team building cobran importancia para volver a cohesionar los equipos.

Muy valoradas por los departamentos de recursos humanos de empresas de todo el mundo, estas actividades se han revelado importantísimas para crear un espíritu de cooperación y confianza en la plantilla. Pues mejoran las relaciones sociales, ayudando a incrementar la motivación de los profesionales; y con ello la productividad laboral. Sobre todo, tras tanto tiempo aislados. Es fundamental que los trabajadores vuelvan a sentirse miembros de un equipo con una meta común.

Una de las experiencias de team building que más van a ayudar a que las empresas cumplan con esos objetivos de formación y trabajo en equipo, en esta nueva realidad, son los escape room exteriores.

Se trata de un desafío inmersivo que permite a los jugadores trabajar juntos, resolviendo una variedad de enigmas para superar un reto en un tiempo determinado. Al realizarse al aire libre, estos ejercicios permiten a los participantes mantener la distancia de seguridad; una de las reglas básicas de esta nueva normalidad para evitar nuevos contagios.

«Tras tanto tiempo aislados hay que reforzar el espíritu de cooperación y confianza»

Los street escape o escape room en exteriores ayudan a desarrollar habilidades de resolución de problemas, además de potenciar el pensamiento creativo. Valores al alza en un momento de crisis para empresas de todos los sectores, que deberán sacar lo mejor de sus empleados para pasar el bache.

Además, fomentan la comunicación entre los profesionales; algo imprescindible para llegar al objetivo común. Y refuerzan la confianza y potencian la cooperación, para que cada miembro del equipo aporte sus principales cualidades en la resolución común del reto. Otros beneficios que se pueden extraer de estos juegos son las mejoras en la gestión del tiempo, la planificación o la tolerancia al estrés.

«Cada miembro del equipo aporta sus cualidades en la resolución común del reto»

Hoy más que nunca es básico que los profesionales vuelvan a reencontrarse y a reforzar lazos. Tras tanto tiempo separados, los equipos necesitan recibir un empujón que les devuelva las ganas de superarse y ese espíritu de unión tan necesario para lograr los objetivos empresariales.

En la nueva normalidad no debemos olvidar que, aunque respetemos la distancia de seguridad, los profesionales deben seguir estando unidos, ya que sólo así serán capaces de llegar a la meta.


Enrique Arias es fundador de Outfinders.