Emprendedores

Jamón Appétit: jamón, queso y aceite de oliva extremeños, por toda Europa

Jamón Appétit

Jamón Appétit nació de la idea de un joven extremeño, Emilio Ruiz. Quien decidió salir de su pueblo y recorrer todos los países europeos que fuese capaz. Con su vieja furgoneta y con una intención bien clara: dar a conocer la exquisita cultura gastronómica extremeña, y tratar de estar presente en los restaurantes de mayor prestigio culinario del Viejo Continente. Lo consiguió, y él mismo nos cuenta su aventura.

Esta es una verdadera historia emprendedora. La de un joven entusiasta, capaz de infundir ese dinamismo al comercio familiar. Una firma que trabaja con productos ibéricos de bellota de alta gama, aceites de oliva virgen extra, quesos merinos y otros productos de Extremadura.

¿A qué clientes va dirigido Jamón Appétit?

Desde la llegada de la crisis sanitaria ocasionada por la Covid-19, Jamón Appétit ha orientado toda su fuerza comercial a particulares amantes de productos ibéricos gourmet. Y también al sector de regalos promocionales de empresa. Poniendo en escena una gran variedad de productos ibéricos extremeños, y diversos formatos para regalo con un diseño elegante y fino.


Jamón Appétit

¿Qué valor añadido aporta su concepto al mercado?

«Nuestro principal valor añadido es que conocemos el producto que vendemos, y lo hacemos como el propio producto se merece: esto es, no como un alimento cualquiera, sino como una verdadera experiencia gastronómica», explica Emilio Ruiz, el promotor de Jamón Appétit.

«Y ayuda también el que ese trate de un negocio familiar, con una historia romántica detrás, con una imagen muy cuidada, y que representa un soplo de aire fresco para este sector tan tradicional», argumenta este emprendedor extremeño.

¿Quién es el promotores de la iniciativa, y cómo surge la idea?

Emilio Ruiz, natural de Llerena (Badajoz), que con 27 años y 300 euros de capital se las ingenió para convencer, como él mismo explica, «al respetable europeo». Ahora, junto a su hermano Marcelo Ruiz, está tratando de sacar a relucir todo el potencial gastronómico que tiene la comunidad de Extremadura.

«Me fui un verano en una furgoneta, con un par de jamones, dirección a Francia. Y allí improvisé, probé en festivales de música, de cine, de cultura, mercados gastronómicos, hasta que di con la tecla…», recuerda. «El exponerme a un montón de situaciones diferentes a las cotidianas hizo que germinaranen mí muchas ideas. Y este negocio nace de todo eso».


Jamón Appétit
Emilio Ruiz, en plena degustación frente a su camioneta.

¿Algún análisis o estudio de mercado previos…?

«Ninguno, fue un proceso espontaneo e intuitivo de decisiones que acabaron en un negocio, como decía el poeta, se hace camino al andar, y así fue», explica el impulsor de Jamón Appétit. «Hay ideas que vienen directas desde lo más profundo de tu ser, como un cohete, y merecen ser cabalgadas porque son parte de ti. Y que si decides ignorarlas acabarán desvaneciéndose en algún lugar de tu alma».

Los principales inconvenientes a los que se enfrentó Emilio Ruiz, en los primeros momentos, fueron la falta de experiencia, que le llevó a cometer algunos errores de logística. «Pero sobre todo la falta de liquidez, que se tradujo en trabajar sin ganar nada. Todo se reinvertía y dormía en una furgoneta… Como quería montar un negocio sano, en ningún momento recurrí a la financiación de un banco».

Pronto la insistencia empezó a dar sus frutos. «Los rayos de luz me alentaban y la naturaleza romántica del negocio fue premiada con el éxito», explica, refiriéndose a los pedidos de clientes que actualmente no le faltan.


Jamón Appétit

Sus productos ¿son novedad respecto a la competencia?

Jamón Appétit ofrece packs muy originales para hacer regalos, como la “experiencia bellota”, una lujosa cata de cinco joyas gastronómicas de la región de Extremadura, con una presentación exclusiva, un librito de coleccionista con producto ibérico dentro, perfecto para un compromiso o para tener un detalle con alguien especial.

«Tras varios años de trabajo la cantidad de oportunidades se ha multiplicado, pero lo interesante no es tener un volumen de negocios desorbitado, sino un negocio sano que permita dar trabajo a varias personas y seguir ofreciendo un nivel de calidad muy elevado», concluye este emprendedor rural.


Quienes deseen contactar con Jamón Appétit pueden hacerlo a través del teléfono 647078588 o del correo electrónico [email protected]